martes, 14 de septiembre de 2010

Tal vez la universidad española no esté condenada

Sé que en apariencia no se trata de un asunto propio de este blog, pero les recomiendo encarecidamente que lean el cruce de artículos publicados en El País por los profesores Lázaro y Culla a propósito del modelo de enseñanza universitaria y las oportunidades que ofrece Bolonia. Yo voy con Lázaro, pero no cabe duda de que Culla responde con argumentos sólidos e inteligentes (y el mismo gancho).

España, ay, es una mala plaza para realizar estudios de postgrado en materia de desarrollo (los de grado ni están  ni se les espera). Mis conversaciones con estudiantes recién licenciados que quieren trabajar en este sector (angelitos...) son propias del Señor de los Anillos: "¡Huid! ¡Esta tierra está maldita!". Compararnos, no ya con Harvard o Sussex, sino con los medios, el método y el profesorado de cualquier centro académico de calidad media en el Reino Unido produce una risa nerviosa.

Pero tal vez no estemos condenados. Si nuestros locuaces articulistas tienen razón, tal vez haya espacio para un modelo universitario diferente, menos interesado en megalómanos, nepotistas, plúmbeos y patriotas, y más interesado en la verdadera producción y difusión de ideas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada